Kabbalah Tradición Toledana

Esta línea de la Kabbalah sigue la tradición Toledana de la España medieval donde las tres ramas de la revelación de Abraham se encontraron en una atmósfera de cultura cosmopolita no muy diferente de lo que sucede hoy en día. En ese momento la Kabbalah unió la fusión esotérica de la religión y la filosofía. Ahora estas teorías y prácticas ancestrales se relacionan con la psicología contemporánea, la ciencia y las artes.

Lo distintivo de la tradición Toledana es el esquema metafísico de la "Escalera de Jacob"que interrelaciona los cuatro mundos que originaron el diagrama primordial del "Árbol de la Vida". Este diagrama está compuesto por los principios divinos, así como de senderos y triadas que son la llave para entender el Plan de la Existencia y nuestra participación en él.

Esta sociedad tiene grupos de trabajo en cinco continentes en los que se llevan a cabo conferencias, cursos y seminarios en diferentes países.

Su tutor principal es Warren Kenton quien escribe bajo su nombre hebreo Z’ev ben Shimon Halevi. Sus libros, alrededor de 15 volúmenes, han sido traducidos a los idiomas más hablados en el mundo y contienen las bases de la versión Toledana de la Enseñanza.

Estudiar la Kabbalah, que es el sendero místico del judaísmo, es adherirse a Dios y conocer la verdad de la realidad, lo que le habla a lo más íntimo de nuestro ser.

La Kabbalah, más que nada, es la unión con la Divinidad, es el camino de una profunda transformación cuyos frutos nos hacen despertar a la vida, de tal manera, que nuestra forma de vivir anterior nos parece un sueño en comparación con lo que la Kabbalah nos brinda como una sanación del alma.

La razón para estudiar la Kabbalah es completamente práctica y humana, nos ayuda a disminuir la distancia entre nosotros y los demás, nos permite ver lo que, verdaderamente, nos nutre y nos lleva al asombro de conocer a un Dios que vive en nosotros. Esto es lo que nos hace humanos, hechos como la imagen perfecta de la Divinidad y lo que nos conduce a la unidad de Dios.

Con el estudio de la Kabbalah, aprendemos amar la vida y a honrarla en todas sus formas. La Kabbalah, que se traduce como “recibir”, es la eterna experiencia de nuestro verdadero ser, el ser que siempre está conectado con Dios, el ser que vive en Dios, el ser que está inmerso en la totalidad de todo lo que ES.

La Kabbalah nos invita a contemplar sus enseñanzas, a no quedarnos petrificados en la palabra escrita y a no vivir a un Dios de segunda mano. Nos invita a resucitar estas enseñanzas y a corporificarlas para que den frutos ya que son las semillas que se encuentran latentes dentro de cada uno de nosotros.

Conoce más acerca de nuestra escuela.

Voluntad de recibir la Kabbalah

La voluntad de “recibir” la Kabbalah, es recibir la vida como la más grande lección y como el regalo más grande viviendo, en plena conciencia, nuestro propio camino con la mejor disposición y voluntad. Las enseñanzas eternas de la Kabbalah, son un alimento espiritual y un entendimiento de la razón del universo y de nuestra vida en la tierra.

 

Nuestra voluntad de “recibir” esta enseñanza la convierte en un regalo que nos lleva, como un bien último, a la iluminación y es que, la Kabbalah, es un proceso de unificación que implica un compromiso para “estar con Dios”, conocerlo directamente y descubrir cuál es nuestra intrínseca realidad.

  • Facebook
  • YouTube

Copyright © 2019 Kabbalah Society México.